Carrilleras de vacuno al vino tinto

Las carrilleras de vacuno son una de las piezas más sabrosas y mejora valoradas de la vaca. Y por ello, el guiso de Carrilleras de vacuno al vino tinto, ¡una delicia! Vamos a ponernos manos a la obra, por esta receta hay que hacerla con tiempo y como siempre, mucho amor.

En nuestra tienda online estamos incorporando nuevas piezas, para que tengas una mayor variedad donde elegir, y las carrilleras de vacuno son de las últimas incorporaciones.

carne de vacuno

Ingredientes (para 4 personas)

  • Carrilleras de vacuno
  • 2 zanahorias
  • 1 cebolla grande
  • 2 pimientos verdes
  • 2 ajos enteros
  • Harina
  • Caldo de carne
  • 400ml de vino tinto
  • 2 hojas de laurel
  • 2 pimiento choricero
  • Sal al gusto
  • Tomillo

El vino tinto es, junto con las carrilleras de vacuno, el ingrediente principal de esta receta, por ello debemos escoger un vino de calidad, que aporte sabor y no nos eche a perder la receta.

carrilleras de vacuno a vino tinto
¡Empezamos a cocinar!

Cocinamos carrilleras de vacuno al vino tinto

  1. Primero salpimentamos las carrilleras y las enharinamos para sellarlas. Es muy importante que le pongamos una capa muy ligera de harina.
  2. Sofreímos los ajos en AOVE con la piel y añadimos las carrilleras para sellarlas y reservamos.
  3. Pochamos la cebolla, la zanahoria y el pimiento cortado muy pequeñito. Una vez lo tengamos añadimos la carne del pimiento choricero.
  4. Incorporamos las carrilleras de vacuno a la olla, junto con el vino tinto y subimos el fuego para que se evapore el alcohol.
  5. Por último, añadimos el laurel, tomillo y el caldo de carne.  Si lo estás cocinando en olla express, deberás tenerlas aproximadamente 25 min. Si por el contrario prefieres hacerlo en cazuela, tendrás que dedicarle al menos 2 horas a fuego muy bajo.

En nuestra opinión preferimos dedicarle 2 horas ya que a consistencia de la salsa es mucho más rica y sabrosa. Además, conseguimos que las carrilleras adquieran todos los matices tanto del vino, como de las especias que le hemos incorporado.

Si eres de los que prefieren una salsa sin “tropezones” te recomendamos que la pases por la batidora, así, además, quedará mucho más ligada.

Ahora solo nos falta poner la mesa, ¡y a disfrutar!

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *